top of page

Encuentro de Cultura y Derechos Humanos denuncia el dolor producido por el racismo y la homofobia en La Palma, La Gomera, Tenerife y Gran Canaria


Las migraciones, las crisis humanitarias en diferentes lugares del planeta, la lucha contra la homofobia y el racismo constituyen el foco de la mirada de la VI edición del Festival Encuentro de Cultura y Derechos Humanos, que se celebra, en los meses de mayo y junio, en Tenerife, La Palma, Gran Canaria y La Gomera. Cine, exposiciones, jornadas y música en vivo se unirán para fomentar y apoyar la defensa de la justicia y la libertad y crear un ambiente que proteja los Derechos Humanos, para promover su respeto y denunciar su incumplimiento. La primera de las actividades tendrá lugar en la isla colombina, este miércoles, 1 de mayo, en la Casa de Cultura Pedro García Cabrera, en Vallehermoso, con la exposición y recital Liberia. La muestra podrá visitarse, con entrada gratuita, hasta el 3 de junio.


Creada por Dtproject, Liberia muestra la devastación del país africano, tras años de guerras y golpes de Estado. No sólo se han conculcado los derechos humanos de sus habitantes, durante los conflictos armados, sino que la población se enfrenta ahora a la escasez de los medios básicos para sobrevivir, sin agua corriente, ni electricidad, con un sistema judicial y sanitario que prácticamente no existe, y un interior del país abandonado. De esta forma, El Festival Encuentro de Cultura y Derechos Humanos da voz a una población olvidada, en estos momentos, por el resto del mundo.


Evento financiado a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, integrado en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia («Fondos Next Generation EU»). Esta sexta edición cuenta con el apoyo de las empresas públicas del Gobierno de Canarias, Promotur Turismo de Canarias S.A. e Instituto Canario de Desarrollo Cultural S.A., Cabildo Insular de Tenerife, Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Ayuntamiento de Vallehermoso, la colaboración de Café Teatro Rayuela, Casa del Conde de Argual, y la producción y organización de Cauproges.


Retratos del dolor


Si esta sexta edición comienza en La Gomera, con la exposición Liberia, las artes visuales a favor de los derechos humanos estarán también presentes en la Casa del Conde del Llano de Argual, en Los Llanos de Aridane, en La Palma, con la Exposición Pain/dolor. Flashes e historia de Alejandro Mutis. Se trata de fotografías de Marco Mira, de las que podrán disfrutarse del 2 al 23 de mayo. La misma muestra se trasladará a la Casa de Cultura Pedro García Cabrera, en Vallehermoso (La Gomera), donde permanecerá del 3 al 30 de junio.


Dieciocho fotografías retratan el dolor sufrido por Alejandro Mutis, víctima de racismo y homofobia, que consiguió una sentencia pionera de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, víctima de doble delito de odio. Mutis es un actor, autor teatral y artista multidisciplinar, nacido en Venezuela, que llegó a España tras su participación en las exitosas telenovelas Cristal y la Dama de Rosa.


‘Emergencia Musical en Canarias’


El Café Teatro Rayuela, en Santa Cruz de Tenerife, acogerá el Ciclo Emergencia Musical en Canarias, con cinco conciertos en directo, a las 21:00 horas, con entrada gratuita hasta completar el aforo. Actuarán Orlim (3 de mayo); Duele (4 de mayo), Cheap Manifesto (11 de mayo), Nave Rota (17 de mayo) y Molina (18 de mayo).


Este Festival señala así a la música como lenguaje universal y expresión artística considerada como un derecho humano. De hecho, la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece, en su artículo 27, que se posee el derecho a elegir libremente la vida cultural en la que se desee participar y gozar de las artes. Esta iniciativa plantea, en esta ocasión, un ciclo de música de bandas emergentes de pop rock de Canarias, dando espacio así a un movimiento artístico liderado por músicos que se están abriendo paso, con un repertorio de creación propia.


Cine y Derechos Humanos


Tres serán las proyecciones que tendrán lugar en la Casa de Cultura Pedro García Cabrera, en Vallehermoso, en La Gomera, relacionadas con la violencia de género y la migración, tanto la actual como la que protagonizaron los canarios hace décadas. Las sesiones tendrán lugar a las 19:30 horas y con entrada gratuita hasta completar el aforo.


De esta forma, el ciclo comenzará el 4 de mayo, con Solo una vez, mientras que continuará el día 11 de mayo, con Samba, un nombre borrado, para terminar el 18 de mayo, con la proyección de Tras la estela del Valbanera.


De esta forma, mientras la película Solo una vez, dirigida por Guillermo Ríos, aborda las detección del maltrato y el acoso en una pareja, Samba, un nombre borrado, un documental de Intermedia Producciones, dirigido por Mariano Agudo, nos permite identificar a una de las personas que murió en la playa de El Tarajal, en Ceuta, en 2014, cuando un grupo de migrantes intentó cruzar la frontera española y la Guardia Civil intervino. Quince personas murieron y aún los hechos han quedado impunes.


Por último, este Festival exhibe Tras la estela del Valbanera, un documental histórico del director Federico José Pérez, que aborda el naufragio de este barco, repleto de migrantes canarios que se dirigían a La Habana, y que no sobrevivieron. En 2019 se cumplió cien años de esta tragedia.


Gestión Cultural


Por otra parte, el Centro Cultural Cicca, en Las Palmas de Gran Canaria, albergará, el 22 de mayo a las 19:30 horas, la Jornada “¿El silencio es una opción? Libertad de expresión y Lawfare”.


La VI edición del Festival Encuentro de Cultura y Derechos Humanos continúa así demostrando cómo la cultura es una herramienta imprescindible para la reflexión y la defensa del bienestar de las personas. Con esta programación, aborda la violencia de género, la migración y la crisis humanitaria en países devastados por la guerra, pero son muchos más los ámbitos en los que se conculcan los derechos humanos en diferentes partes del Mundo. Este Festival se hace más necesario que nunca, en un momento en el que los conflictos armados se desarrollan en diferentes continentes y, pese a los avances tecnológicos y sociales del siglo XXI, se continúa atentando contra los derechos más básicos del ser humano.

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page